Cuidado facial II: tonificar e hidratar

Tras la buena acogida de nuestra primera entrada sobre cuidado facial Limpiar y Desmaquillar, continuamos con la serie para lucir piel de porcelana. En esta entrada como bien dice el título, hablaremos sobre tónicos e hidratantes. Empecemos pues:

3. Tonificar. El tónico es un poco como el primo tonto de la rutina, tendemos a pensar que no aporta nada y que es un paso que se puede saltar. La función del tónico es eliminar las impurezas que hayan podido quedar tras la limpieza, tonificar, refrescar y preparar la piel para la hidratante. Obviamente, si tienes una piel sana y joven no te hará falta pero si buscas uno acorde a tus necesidades, puede marcar la diferencia en tu piel. Hay un tónico para cada tipo de cutis, si tienes la piel sensible o seca, abstente de usar aquellos que lleven alcohol. Si la tienes más bien mixta o grasa, procura que sea astringente y que ayude con el tema de los poros. El primero que probé hace años fue el tónico de Clinique, Clarifying Lotion nº 3, indicado para pieles grasas, éste es el más fuerte con diferencia de los que he utilizado (si no os gustan los olores fuertes, éste no es vuestro tónico), deja la piel muy limpia y fresca, y además, exfolia. En mi búsqueda de algo menos agresivo con la piel, me encontré con Tea Tree Water,  de LUSH, libre de alcohol, contiene en su lugar agua de árbol del té (bactericida y antiséptico), agua de pomelo y enebro (desintoxicante y descongestionante de poros, respectivamente). Si tu problema son los brillos, tu tónico es el Agua de Arroz Purificante de L’Occitane, deja la piel súper mate y ayuda a cerrar los poros, para este fin cuentan con un fluido de arroz ultramatificante de la misma línea. Esta marca de origen francés tiene muchas joyas de cuidado facial y corporal, os dejo la web aquí por si queréis curiosear. Y por último, un tónico del que sólo he leído cosas buenas, se trata del Agua de Belleza de Caudalie, la marca nos dice: “inspirado en el elixir de juventud de la Reina Isabel de Hungría este tratamiento, alisa los rasgos, cierra los poros y proporciona un resplandor intenso al cutis”. Entre los ingredientes se encuentran: agua de azahar, aceite de romero, aceite de menta piperita, aceite de melisa y de rosa damascena. Pinta bien ¿no? (Una lista más exhaustiva de los ingredientes que utilizan y los que no aquí). Pues bien, lo mejor de este agua de belleza es que es multifunción, se puede utilizar como tónicosérum, fijador de maquillaje o spray refrescante. Y por si fuera poco es apto para todo tipo de pieles.